Castillo de sueños

Un espacio donde dejar la mente soñar

Bueno, tras leer criticas negativas, criticas positivas, gente que adora este manga y lo cree de culto, y que alguien me diera la tabarra para que lo leyera, esta mañana me he leído tranquilamente el primer tomo de este manga.

(Pongo este fanart porque me gusta más que el dibujo del autor)

Por donde empezar... pues decir que me ha costado arrancar a leer el tomo, dado que las primeras veinte páginas las he empezado unas tres veces hasta que con voluntad he seguido.

El dibujo me parece horrible, es más, preferiría que fuera una novela, así al menos tendría excusa para leerlo. Los titanes son feísimos, a veces cuesta distinguir que parte del cuerpo esta dibujada, obviamente la cara se ve perfectamente. Los ojos de los personajes a veces bailan, y son como la cicatriz de Harry Potter, van cambiando de sitio. El pelo parece engominada todo el tiempo, cosa rara dado que ningún personaje tiene un peinado imposible (peinado imposible como el de Gokú).

La historia me ha parecido aburrida, típica tragedia de titan mata a mama y ahora me quiero vengar aun más. Hasta que empieza a profundizar un poco, y si por algo se salva seria por esta parte. Un prota decidido desde el principio, nada llorica ni depresivo. Defiende sus ideales al máximo. Quizás un punto negativo a la historia es la matanza de personajes que hace, por un momento creía que estaba leyendo un manga de Sword Art Online. Y bueno, eso te tullir al pobre Eren por todas partes tampoco es bonito, pero hay que poner obstáculos.

La edición del tomo, hecha por Norma, me parece bonita, pero no tiene páginas a color y tampoco tiene indice, ni presentación de personajes, ni ostias en vinagre. Por lo tanto, un poco sosa.

¿La seguiré leyendo? Muy probable que sí. Después de todo me ha entretenido.

¿La compraré? Eso no creo =P

0 Responses so far.

Publicar un comentario

    Si quieres estar al tanto de la publicación, sígueme ^^

    Popular Posts